viernes, 15 de febrero de 2013

Tras la sombra del pasado II. El regreso (Fragmento)

Parte II. El regreso.



"... Te quiero Ana, pero no podemos continuar. Decidas lo que decidas, no importa ya. He intentado que me quisieras, pero nunca me corresponderás, al menos como me hubiese gustado. Lo intenté con todas mis fuerzas. Pero fue como querer parar el viento con una mano, podía sentirte sí, pero tu esencia se me escapaba entre los dedos. Lo siento Ana, pero desde el principio, estuvimos condenados al fracaso. Por favor, no me mires así y deja que me vaya con la cabeza alta. No sé si mis lágrimas significan algo, pero hoy, tengo ganas de llorar..."

...........................................................

"... La impotencia dominó a Jesse y estrelló su móvil contra la pared haciéndolo estallar en mil pedazos. Paseó con nerviosismo por todo el sótano. Intentaba ordenar sus pensamientos y digerir la funesta noticia que acababa de recibir. Su padre no estaría en la cárcel el tiempo que esperaba. A lo sumo serán de dos a tres años y lo más probable es que sus "perros" ya los estarían buscando.
Por el momento estaban seguros en Sevilla, nada les vincula aquí. Pero no podía fiarse, tenía que actuar y rápido. Era muy arriesgado pero no le quedaba otra opción. Tendría que dejar nuevas pistas falsas pero, ¿dónde?. Regresar a Barcelona sería un suicidio y necesitaba alejarse lo máximo posible.
Miró hacia el techo al escuchar música. Clara había regresado a casa, no podría decirle nada, le prometió que nunca más volvería a pasar miedo. 
Se encendió un cigarrillo intentando encontrar una solución. De repente se le ocurrió, después del incidente con Ana, también necesitaba alejarse. Será la coartada perfecta para irse sin levantar sospechas y sabía dónde podría ir, también tiene sus riesgos, pero esos serán asumibles. Regresará a su Buenos Aires natal..."

...........................................................

"... Siquiera esperaron que el tendero les respondiera, su cara de pánico delataba que no podía pagar. Javier y Jesse golpearon con fuerza las estanterías. Los tarros estallaron en pedazos ante el aterrorizado hombre que, de nada servía sus súplicas. Jesse caminó amenazante hacia el tendero, éste como acto reflejo retrocedió, pero tropezó con una caja y cayó al suelo. Las lágrimas le brotaron al ver que Jesse alzaba su bate para golpearle. No pudo más que subir los brazos para protegerse. "-No peguéis a mi padre-". Una niña le miraba aterrorizada y abrazó con fuerza al tendero para protegerlo con su pequeño cuerpo. Jesse titubeó, esa niña le miraba fijamente. La expresión de su cara, era la misma que Clara ponía cuando Hugo aparecía. Un escalofrío recorrió su espalda, en ese momento se dio cuenta. Se estaba convirtiendo en lo que más odiaba, en su padre.
-¡Vámonos! -dijo con voz queda.
- No podemos, sabes que tenemos que terminar el trabajo.
- Me hago cargo.
- ¿Sabes lo que te hará tu padre?
- No será ni la primera ni la última vez que me mande al hospital. ¡Vámonos ya!
Los chicos corrieron calle abajo, se separaron en la esquina y desaparecieron en la noche ocultos por la lluvia. Jesse pensó en Clara y en lo que sería de ella si Hugo le mataba. Pero ya no podía ser más su "perro". Ésto tenía que cambiar..."

                                                       ...........................................................


"...Después caminó despreocupada hacia una calle menos concurrida y se sentó en  una parada de autobús para observar con disimulo la recaudación de su pillaje. Jesse se acercó a ella sin que ésta se percatase de su presencia.
- ¿Ha habido suerte? - preguntó esbozando una sonrisa confidente.
La muchacha dio un respingo por la sorpresa, por norma general, siempre está atenta de todo cuanto la rodea, no se esperaba a nadie cerca. Sonrió con una mueca cuando le reconoció, se puso en pie y caminó hacia él con coquetería.
- Jesse, Jesse, Jesse - murmuró con notoria sorpresa - Cuánto tiempo, te creí muerto.
- Sí, mucho tiempo, pero como ves, sigo vivo.
- Bueno, eso es una circunstancia temporal - replicó ella con tono burlón - Escuché que abandonaste a Hugo, es raro que aún estés de una pieza.
- Escuchándote, cualquiera diría que te he decepcionado Denise - Jesse contestó con el mismo tono - Me esperaba otro recibimiento, la verdad.
Ella sonrió con picardía y sin decir más, se alejó de allí caminando con paso tranquilo. Jesse la siguió durante un rato manteniendo cierta distancia. Dos manzanas después, apretó el paso para caminar a su lado.
- ¿Qué quieres Jesse? - Denise habló sin mirarle - Cuando el Perro huye, todos los que están cerca corren peligro. Ya lo sabes..."


3 comentarios:

  1. Aviso al lector.
    El orden de los fragmentos es aleatorio, no tienen una continuidad temporal uno de otro. Se trata del borrador original, algunas cosas pueden ser modificadas o suprimidas en el resultado final.

    ResponderEliminar
  2. Uno sabe que son aleatorios, querida mujer, y mucho me alegra este trabajo tuyo que por fin has terminado, merced a mucho esfuerzo, dejando de lado muchas cosas y cosillas.Tienes un estilo de escribir muy llamativo, ràpido y preciso, no veo caídas ni piedras afiladas, es un camino fácil de seguir y eso te va deparando ganas de seguir hasta más allá de su término.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por sus palabras. Ni que decir tiene el valor que tienen sus palabras para mí. Que un poeta al que admiro, se moleste en leer mis escritos es mucho más que halagador.
      Muchas gracias, de corazón.

      Eliminar