lunes, 10 de junio de 2013

La promesa

XXXVII

Lo siento pero he de partir, mi vida,
aquí ya nada puedo hacer más por ti
me vencieron, mi lucha llegó a su  fin.
pero siempre mi alma a ti, estará unida.

Pensaré en la estrella que te ilumina,
la que velará tus sueños por mí,
Recuerda esto, yo siempre estaré en ti,
Cuando pueda, emprenderé la venida.

Lloraré por ti, pero no tengo opción,
el mal acecha y de ti lo alejaré.
Ofrenda daré, será mi corazón.

Recuerda, no es para siempre, volveré
cuando asegure tu alimentación,
con pan y leche junto a ti estaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario